Análisis de datos: 10 señales de que eres “Data-Driven”

Gestionar la empresa mediante el análisis de datos, es decir, “guiado por los datos” es la nueva forma de llevar al éxito tu empresa.

El Acceso al análisis de datos masivos ha abierto las compuertas a la medición de indicadores y KPIs que nunca antes han sido posibles.

Pero tener datos no es suficiente para que una empresa se convierta en “data-driven”.

analisis-datos-data-driven-big-data

Convertirse en “data-driven” no sucede agitando una varita mágica. Basarse en los datos debe convertirse en un hábito que está integrado en el camino de la compañía, en la forma de pensar, tomar decisiones, discutir e incluso en las actividades cotidianas.

En consecuencia, es mediante la observación de la conducta de los empleados que podemos decir si una empresa es Data-Driven: controlada por datos, o no.

Ahí van 10 comportamientos que demuestran su empresa está basada en datos:

Alguien es responsable de la calidad de sus datos

Hay alguien en su empresa que tiene la responsabilidad de garantizar que los datos recogidos y comunicados son de suficiente calidad. Eso hace que cada empleado puede confiar en que con seguridad, los datos sean examinados y validados antes de ser analizados.

Con cualquier nuevo proyecto la cuestión del análisis de datos e indicadores es clave

Antes de iniciar cualquier actividad de un proyecto, en la organización se pregunta sobre el etiquetado y la recolección de datos. Como tal, una vez que el proyecto se está en vivo, los datos se recogen inmediatamente y el análisis empieza en el mismo momento.

Cada vez que alguien opina lo acompaña de números y datos

Cada vez que alguien propone una opinión sin ningún número, todos en la empresa le preguntáis sobre qué números y datos se sustenta dicha opinión.

Las decisiones no se toman con prejuicios, ideas preconcebidas o creencias, sino con hechos reales. Hacerlo así ayuda a que el riesgo de error se reduzca.

[Tweet “Las decisiones no se toman con ideas preconcebidas, sino con datos reales.”]

Los números se comunican, aunque ilustren los malos resultados

Cuando tu compañía experimenta un rendimiento inferior a la media, no tratas de ocultarlo. Todo el mundo sabe en qué áreas hay que focalizarse y el equipo se alinea para conseguir mejores resultados.

Todos pueden acceder a los datos que necesitan gestionar

Todos los empleados tienen acceso a los datos que representan las actividades de su equipo. Para que todos los miembros del equipo tengan una comprensión precisa de las fortalezas y debilidades del equipo.

Cada objetivo tiene un indicador y destino asociado a ser alcanzado

Tan pronto como uno de los objetivos se asigna a un equipo o persona, él, ella o ellos conocen el indicador que les permite juzgar si se ha alcanzado el objetivo.

Por tanto, los empleados sabrán en todo momento si se logran los objetivos – y tendrán una mejor visión de su contribución a estas metas.

Los equipos reciben formación en análisis de datos

Los empleados han sido entrenados en el análisis e interpretación de datos.

En consecuencia, los empleados están más cómodos con la interpretación de datos, y saben qué métodos emplear para analizar y actuar en cada momento.

Los proyectos de gestión de datos no tienen problemas para financiarse

El presupuesto necesario para llevar a cabo proyectos donde se obtienen nuevos datos y métricas es fácil de encontrar.

Con este tipo de proyectos, los interesados ​​pueden obtener nuevos datos para la toma de decisiones.

Los datos no se utilizan para señalar con el dedo en caso de fallo

Cuando algo falla, los datos son compartidos, pero no para culpar la persona responsable (s), sinó para establecer las condiciones para un mejor rendimiento.

Esto ayuda a que los empleados tengan menos miedo a tomar riesgos, y sean menos reticentes a utilizar los datos que puedan revelar su potencialmente bajo desempeño.

Basarse en el análisis de datos se ha convertido en una segunda naturaleza

Antes de que se adopten medidas correctivas para todo un público, se lleva a cabo una prueba en una parte de la población para comprobar si esta corrección, mejora el rendimiento.

Los datos justifican y validan los proyectos de mejora y le permiten adquirir una mejor comprensión del comportamiento de los usuarios y de su motivación.

Data-driven: Dirigidos si, impulsados no

Hay que tener cuidado con el significado de data-driven. Si interpretamos “impulsado” como “motivación”, esto puede crear confusión. Los datos se ponen al servicio de los proyectos de la empresa: nos permiten saber cómo está nuestra empresa, y cuánto queda para alcanzar nuestras metas.

[Tweet “Una empresa no debe estar motivada exclusivamente por los números.”]

Debe estar motivada por una visión que otorgue sentido al trabajo de cada empleado.

BONUS: Primer paso hacia mi empresa Data-Driven

Si no te sientes plenamente identificado con los aspectos anteriores pero te gustaría que tu empresa funcionase a través del análisis de los datos de negocio, lo primero que debes hacer es contar con una herramienta que te permita gestionar esos datos de forma sencilla.

Para empresas pequeñas y profesionales, esa herramienta debe permitir dedicarse a lo realmente importante del día a día, automatizando tareas y gestionando la información de forma sencilla pudiendo acceder a los informes y cuadros de mando necesarios sin preocupaciones.

Flowsme es una herramienta que te permite gestionar los datos y obtener la información necesaria para gestionar mejor tu negocio en pocos clicks: Crea un usuario gratis y pruébalo tu mism@!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *